¡GRACIAS!

Es ahora, cuando ya ha pasado algún que otro día, cuando empezamos a darnos cuenta verdaderamente de la importancia del momento vivido. Han sido semanas de duro trabajo, de desvelos, de nervios, de impaciencia, de cansancio.

Una vez más, nuestra hermandad, ha demostrado donde reside su verdadero «patrimonio»: ¡en sus hermanos!. En escasamente un mes desde que se obtuvieran las aprobaciones necesarias, hemos remado todos juntos para poder celebrar los actos previstos del 75 aniversario de la llegada a Ciudad Real de nuestro actual misterio.

Desde la Junta de Gobierno, sólo podemos tener palabras de agradecimiento hacia todas aquellas personas, hermanos/as, amigos, simpatizantes, que os habéis prestado a colaborar con nosotros, nos habéis regalado vuestro tiempo, vuestra ilusión, vuestras ganas y parte de vosotros mismos.

Nunca será suficiente el agradecimiento, a quienes habéis estado a nuestro lado.

Desde estas líneas, queremos agradecer a cuantas hermandades habéis respondido a nuestra llamada y nos acompañasteis en nuestro cortejo, a pesar de las inclemencias del tiempo. Gracias por adornar con vuestra presencia cada uno de los momentos y rincones de nuestro recorrido, por vuestras llamadas preocupándoos por nosotros, por vuestras felicitaciones, y por vuestras palabras de aliento, ¡no lo olvidaremos!. Nos habéis ayudado a escribir uno de los días más bellos de nuestra longeva historia.

Gracias a la Asociación de Cofradías, por atender tan diligente y gentilmente nuestras necesidades.

Gracias al Ayuntamiento de Ciudad Real y a su Equipo Político y Humano, por estar ahí facilitándonos las cosas en todo cuanto os hemos demandado para que esta Procesión Extraordinaria fuese un éxito.

Gracias a la Policía Local, por «despejarnos el camino».

Gracias a los Sacerdotes de la Parroquia de San Pedro, por aportar, por aconsejar, por guiarnos, por orientarnos, y por estar a nuestro lado en todo momento.

Gracias a todos/as cuantos estáis ahí detrás del telón, que os encargáis de las tareas más arduas, complejas y «desagradecidas», porque si esto ha sido posible, ha sido gracias a vosotros/as.

Gracias, a todas aquellas personas, tallistas, floristas, agencia de seguros, médicos, sanitarios, etc. Que habéis estado ayudándonos a acondicionar nuestro Patrimonio para que luciera espléndido, que nos habéis ayudado a crear en torno nuestro una «burbuja de seguridad», para que todo pudiera discurrir sin ningún sobresalto y siempre respetando las medidas sanitarias vigentes.

Gracias a D. Emilio Durán, por esa introducción de la marcha «La Saeta», que nos dejó a todos/as el corazón encogido en el Camarín.

Gracias a nuestro Consiliario D. Francisco Guerrero, porque ¡esta vez sí! pudo acompañarnos en nuestro recorrido, todo un placer haber contado con tú presencia.

Gracias Dña. Yolanda Gómez, Presidenta de la Asociación de Cofradías, por haber puesto a nuestra disposición todos los recursos necesarios, para que tantos nuestros ensayos como nuestra procesión fuese todo un éxito.

Gracias a Dña. Eva María Masías, Alcaldesa de Ciudad Real, por todo cuanto ha hecho para que hoy podamos sentirnos orgullosos de ese momento vivido, por sus palabras de aliento, y por su disposición. Ha sido para nosotros todo un placer, que hayamos sido la primera hermandad a la que haya acompañado en su cargo de Alcaldesa.

Gracias a aquellos partidos políticos de nuestra localidad, por vuestro acompañamiento, por el cariño demostrado tanto en el transcurso de nuestro recorrido, como a través de las distintas redes sociales, tenemos una «Semana Santa» que cuidar, proteger y difundir, y eso es tarea de todos nosotros.

Gracias a las Hermanas Carmelitas, y a las Hermanas de la Cruz, por esos momentos vividos en su presencia, ¡cuánta falta nos hacéis y qué bien nos vino rezar junto a vosotras!

Gracias a la Hermandad de la Virgen del Prado, por atender nuestro llamamiento y rezar junto a nosotros en el Camarín. Fuimos testigos de un momento inigualable junto a vosotros, gracias por estar ahí.

Gracias a la Hermandad de la Virgen del Carmen, por ese recibimiento tan bonito a los pies del «convento», por haber tenido la gentileza de acercar a vuestra Titular a los mismos pies de nuestro paso de misterio. Un recuerdo que sin duda nos queda grabado a fuego.

Gracias a la Hermandad del «Nazareno» por ese precioso centro floral, que de una manera tan bella adornó nuestro misterio en la Iglesia de San Pedro y por el préstamos de los faroles que flanqueaban nuestra Cruz Guía, a decir verdad: alumbraron nuestro camino.

Gracias a nuestras queridas hermandades de San Isidro Labrador en Ciudad Real, y a la Muy Ilustre y Real Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y María Santísima de la Esperanza de Valdepeñas, nuestro «hermanamiento» una vez más ha sido consumado con vuestra presencia, ¡siempre estáis ahí, qué placer contar con vosotros!

Gracias a las Hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad, por dejarnos estrenar en procesión la marcha «Charitas» dedicada a su Titular, ¡qué lujo de composición musical!

Gracias a la Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva, porque desde el primer momento en el que anunciamos que realizaríamos la Procesión Extraordinaria, se volcaron con nosotros, han demostrado tener las mismas ganas e ilusión que nosotros por este día, ¡Sois grandes, bien lo sabéis!. Disculpadnos por las noches de frio intenso que os hemos hecho pasar. ¡Os queremos!

Gracias a nuestra Cuadrilla Mixta de Costaleros, por vuestro gran esfuerzo, han sido días intensos de trabajo muy duro, y no sólo habéis estado a la altura, sino que os habéis superado una vez más. Hombres y mujeres trabajando juntos por el bien y el futuro de nuestra hermandad, todos a una, con un amor y cariño inmenso a vuestro Titular ¡sois un orgullo para nuestra hermandad!. Sólo desde el amor, se comprende lo que sois capaces de hacer.

Y como no, gracias a esa Ciudad Real cofrade y cristiana, que se volcó con nosotros durante todo el recorrido, animándonos, alentándonos y llevándonos en volandas con sus aplausos, y que supo respetar ese momento tan íntimo al entrar en la nave del guardapasos, quedándose fuera de ella, y dejando que únicamente la hermandad terminase su recorrido en el interior en total recogimiento y rezando un Padre Nuestro.

Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que pacientemente la sostiene.

Salida del Paso de Misterio Parte 1/2. Procesión Extraordinaria 75 Aniversario

Salida del Paso de Misterio Parte 2/2. Procesión Extraordinaria 75 Aniversario

Entrada del Paso de Misterio en la nave multifuncional del Guardapasos. Procesión Extraordinaria 75 Aniversario.

¡Ahí queó!